Alimentación Recomendada de la Enfermedad de Crohn

Alimentación Recomendada de la Enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn es una afección autoinmune que se caracteriza por una inflamación en distintas zonas del aparato digestivo, es denominada como una de las peores Enfermedades Inflamatorias Intestinales (EII)

Las zonas inflamadas, normalmente se encuentran donde el intestino delgado se comunica con el intestino grueso. Esta enfermedad es crónica, no tiene cura, por lo que la persona que la padece debe aprender a lidiar con ella previniendo siempre que empeore, ¿Cómo hacerlo? Buena manera es mediante lo que se ingiere, por esa razón, es que se debe conocer cuál es la alimentación recomendada de la enfermedad de Crohn.

Dieta recomendada para personas con la enfermedad de Crohn

Por ser una enfermedad crónica, quien la padece debe mejorar los hábitos alimenticios con el propósito de que se pueda controlar la evolución de la enfermedad y de los brotes. Por esta razón, vamos a fraccionar el tipo de alimentación que debes tener dependiendo de la fase de la enfermedad en la que te encuentres.

Dieta recomendada para personas con la enfermedad de Crohn

Alimentación en la enfermedad de Crohn

Para las personas con la enfermedad de Crohn es normal la pérdida de peso, causado por tener menos apetito y por presentar un aumento del catabolismo durante los brotes. Esta pérdida de peso y del apetito puede verse afectada también por la presencia de úlceras bucales y de las boqueras. 

En estos casos, es de vital importancia asegurar que estés consumiendo la cantidad adecuada de proteínas y de calorías para evitar la malnutrición, sobre todo si se trata de un niño o de un adolescente. 

La intervención nutricional que debes recibir es con el propósito de que se valore tu estado, de tal manera que se pueda determinar si existe una malnutrición. 

El tipo de alimentación recomendada para personas con la enfermedad de Crohn se caracteriza por ser inmunoestimulante y por la aportación de los micronutrientes como el selenio, zinc, vitamina A, C y E, los cuales pueden verse disminuidos en su absorción. Tener una buena alimentación ayudará a evitar posibles infecciones

Alimentación durante un brote de la enfermedad de Crohn

Alimentación durante un brote de la enfermedad de Crohn

En la fase de un brote tu cuerpo quema muchas más calorías de lo normal (hipercatabolismo) para compensar y desinflamar la zona afectada. La alimentación que se recomienda durante esta fase debe ser hipocalórica, hiperprotéica, hipolipídica, con un bajo contenido de fibra, hidratante, antiinflamatoria y de muy fácil digestión.

Esta dieta debes fraccionarla en 5 o en 6 ligeras comidas de poco volumen para no dificultar la digestión. 

Los alimentos que se recomiendan por ser los que más puede tu cuerpo tolerar son: Pan sin gluten, jamón cocido, fiambre de pavo, jamón asado, pescado blanco, pasta sin gluten, pollo, patatas cocidas y en el caso de los huevos dependerán de los que tu deseas y toleras. En lo que tiene que ver con el agua puedes beber toda la que desees, mínimo 2 litros diarios.

No es recomendable que consumas:

  • Café
  • Alcohol
  • Dulces
  • Alimentos ricos en fibra insoluble
  • Picante
  • Embutidos
  • Quesos
  • Carnes rojas
  • Vegetales crudos.

El aceite puedes usarlo, pero se recomienda que al día solo emplees una cucharada sopera.

Alimentación para la enfermedad de Crohn en la fase asintomática

La alimentación recomendada en la fase de regeneración puede permitirte una vez a la semana yogurt y quesos suaves que tengan muy poco contenido de lactosa. Puedes incluir en tu dieta alimentos como el arroz frío, el plátano macho, la fécula de patatas y otros más vegetales con el propósito de que te ayuden a la producción de butiratos y finalmente regeneren la pared del intestino.

En esta fase puedes ir incorporando los alimentos que durante el brote no son recomendables, pero debes hacerlo poco a poco.

El Plantago ovata y el salvado de trigo ayudan en la producción de acido butírico, ese nutriente es ideal para la mucosa del colón.

Importancia de la alimentación en la enfermedad de Crohn

Importancia de la alimentación en la enfermedad de Crohn

Cuando el intestino se encuentra dañado, algunos niveles de los minerales pueden verse afectados, como el hierro causando la anemia, el calcio favoreciendo la osteoporosis, el zinc causando la bajada de las defensas, el magnesio provocando calambres, nerviosismo y cansancio, el selenio causando el envejecimiento prematuro. Además, puede que también ocurra un déficit de vitaminas A, E, B1, B2, B6 y B9.

Propósito de la alimentación en la enfermedad de Crohn

  • Evitar la desnutrición causada por una mala alimentación.
  • Evaluar si estas siendo intolerante a algún tipo de alimento.
  • Prevenir o corregir un estado de déficit de algunas vitaminas y minerales.
  • Corregir todo hábito alimenticio que pueda ser perjudicial.
  • Tratar de que la buena alimentación contribuya a que se puedan revertir las inflamaciones existentes.
  • Hacer posible que exista una correcta digestión de los alimentos, con el propósito de proteger la mucosidad interna de tu intestino.

Aunque es cierto que este tipo de enfermedad no es curable, si puedes lograr llevar una vida normal, si mejoras tu alimentación adaptándola a la recomendada para la enfermedad de Crohn.

Colon Enfermo & Colon Sano

Enfermedad de Crohn: Causas, Síntomas y Tratamiento

Según estudios realizados, se ha comprobado que la enfermedad de Crohn ha tenido mayor incidencia en las últimas décadas. Este ...
Leer Más
Ir arriba